viernes, 29 de julio de 2011

Galletas

El otro día mi madre encontró un album de cuando eramos chicas (mi hermana y yo), y me hizo mucha gracia encontrarme una foto de una fiesta de carnaval en la que mi hermana iba de caperucita, yo de abuelita y mi primo de cazador. Lo mejor es que mi hermana llevaba una cestita que me recordó otro momento de mi infancia, cuando ibamos de excursión en preescolar (ahora se llama educación infantil).
A mí me encantaba, cualquier día por la tarde (no recuerdo cuál) en lugar de entrar a clase (teníamos jornada partida) nos ibamos de picnic, aunque nosotros lo llamabamo de excursión. La excursión era a los alrededores del colegio, ahora lo piens, y creo ue las profesoras eran un poco atrevidas porque era un sitio un poco escarpado y con muchas piedras, no lo más propios para ir con niños todavía torpes en caminar pero.. no recuerdo ningún accidente. Todas llevabamos algo para merendar, unas en una bolsa, otras en un saquito de tela ... yo lo llevaba en aquella cesta. Y recuerdo perfectamente lo que me ponían: galletas y un botito de zumo de La Verja. Eso me da pie para enseñaros mis galletas, desde luego las que yo llevaba a mis excursiones no eran tan bonitas...

miércoles, 27 de julio de 2011

Compartir

Cuando compartes ideas haces que éstas sean mejores. Si ya sé que es una frase un poco rotunda, pero es realmente es lo que ha hecho que cree este blog. Me encanta hacer todo tipo de trabajos manuales: pintar, coser: patchwork, muñecas,... crochet,... tanto es así que normalmente no me centro en nada, y finalmente tampoco termino nada,... y esto venía siendo así desde hace un tiempo, que mi peque es mayorcito y me deja algún tiempo para dedicarme a esto que me gusta.
Pues una tarde, en una sobremesa, hablando con Macarena, al hilo de la cocinitas que ella, hace se nos ocurrió que sería un complemento ideal para ellas hacer comiditas, al principio no me decidía por nada pero gracias a ella comencé con las peras, las manzanas, las fresas,... y fue surgiendo todo como rodado, y por fin terminaba cosas, y por fin veía que no sólo me gustaban a mí sino a más gente...
Por tanto, no puedo continuar con este blog sin darle las gracias a ella, a MJ y sus niñas sin las que no hubiera tenido una cabecera tan bonita, y a todos los que con sus comentarios de palabra y por escrito me han apoyado a iniciar este proyecto que me tiene tan ilusionada.

martes, 26 de julio de 2011

Había una vez...

Todas las historias interesantes empiezan de esta forma, por eso este primer post de este blog tiene este título.
"La cesta de caperucita" será a partir de ahora, el escaparate de estos tesoros que hago con mis propias manos y que normalmente no enseño a mucha gente, y que espero que a través de esta ventanita llegue a mucha más.
Aunque el cuento de Caperucita no es mi preferido,si tiene para mí grandes recuerdos. Es el que de pequeña me contaba mi abuela cuando, en aquellas largas tardes de verano, intentaba que sus nietas durmieran la siesta. Finalmente la que se quedaba dormida era ella, pero nos encantaba que comenzara a contar el cuento cada vez de una forma diferente. Mi parte preferida era cuando contaba lo que caperucita llevaba en la cesta. Era fascinante, porque cada vez que lo contaba incluía algo diferente. Tengo que confesar que soy muy golosa, así que mi imaginación volaba cuando ella nombraba los manjares que Caperucita llevaba la cesta.
Por eso,  por el grato recuerdo de esos momentos y porque todo lo que había en el interior era bueno me he decidido por este nombre. Y esto es lo que hoy lleva mi cesta de caperucita:


Aún no lo he probado pero tiene una pinta deliciosa.

Blogging tips