martes, 26 de julio de 2011

Había una vez...

Todas las historias interesantes empiezan de esta forma, por eso este primer post de este blog tiene este título.
"La cesta de caperucita" será a partir de ahora, el escaparate de estos tesoros que hago con mis propias manos y que normalmente no enseño a mucha gente, y que espero que a través de esta ventanita llegue a mucha más.
Aunque el cuento de Caperucita no es mi preferido,si tiene para mí grandes recuerdos. Es el que de pequeña me contaba mi abuela cuando, en aquellas largas tardes de verano, intentaba que sus nietas durmieran la siesta. Finalmente la que se quedaba dormida era ella, pero nos encantaba que comenzara a contar el cuento cada vez de una forma diferente. Mi parte preferida era cuando contaba lo que caperucita llevaba en la cesta. Era fascinante, porque cada vez que lo contaba incluía algo diferente. Tengo que confesar que soy muy golosa, así que mi imaginación volaba cuando ella nombraba los manjares que Caperucita llevaba la cesta.
Por eso,  por el grato recuerdo de esos momentos y porque todo lo que había en el interior era bueno me he decidido por este nombre. Y esto es lo que hoy lleva mi cesta de caperucita:


Aún no lo he probado pero tiene una pinta deliciosa.


3 comentarios:

  1. Hola Ana, te sigo a través del blog de Macarena, haces cosas preciosas, me alegra mucho que las compartas......
    La cabecera del blog, preciosa.....

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana, no te conozco, pero ya he visto tus creaciones y son una monada. Espero que tengas mucho éxito!
    La foto de la cabecera es ideal.

    ResponderEliminar
  3. He entrado en tu blog y me ha encantado, me gusta el diseño y las cosas que haces, ya soy seguidora.
    Un beso

    ResponderEliminar

Blogging tips