miércoles, 3 de agosto de 2011

La bolsa de desayuno

Buscando paralelismos, lo más parecido a la cesta de caperucita que tienen los niños de hoy es la bolsa de desayuno.
Cuando E* empezó a ir al cole, su abuela que es aún más hacendosa que yo, decidió hacerle las bolsitas de desayuno, una para cada día de la semana, con el nombre del día bordado a punto de cruz.
Sin embargo, a toro pasado, después de que han pasado dos años desde aquel emocionante día, creo que hubiera convenido más tener una (pensándolo mejor dos, por si la primera se pierde, se moja...) con el nombre del niño y algo con lo que se identifique, de forma que si alguien se la encontrara en algún rincón de la clase o del patio, fuera fácil de relacionar con su dueño.
Mi propuesta es una bolsa de muselina o de tela blanca a la que le añadiría un gracioso dibujo y el nombre del niño o al menos su inicial (los niños de tres y cuatro años no saben leer, pero si reconocen la letra con la que empieza su nombre y hasta el de su mejor amigo).
Cómo lo hacemos?. Pues bien lo primero es contar con el material necesario:
Un rectángulo de tela de 33x48 centímetros.
Un dibujo gracioso que hemos tomado de la web o hemos escaneado, yo voy a coger este:
Lo he sacado de unas cartulinas para recortar de DJECO, las he escaneado porque realmente me parecen preciosas y se pueden utilizar para muchas cosas. Por si estáis interesadas las compré en Mamayyo.
Material necesario:
 Papel transfer
Cordón de color adecuado al dibujo que vamos a estampar
Uno o dos botones
Herramientas: plancha, máquina de coser, aguja e hilo Lo primero será imprimir el dibujo en el papel transfer. Es importante elegir en la preferencias de impresión que se va a imprimir sobre transfer.
A continuación se siguen las instrucciones que vienen con el papel para pasar el dibujo a la tela, no sé si en todos los casos son las mismas. Estas son las de APLI.
Finalmente hacemos la bolsa:
1. Coser el lado superior del rectángulo de 48 por 33 cm., esto es uno de los lados de 48 cm. que tal como hayamos colocado el dibujo será la parte superior de la bolsa.


2. Luego se dobla la tela por la mitad (derecho contra derecho) y se cose por el lateral y la parte inferior.
Una vez cosidos se forma el fondo doblando la tela de forma que aparezca un rombo, tal como se ve en la foto:


3. En este rombo marcamos dos  líneas, una en cada esquina, que es por donde vamos a coser


4. Cosemos, y recortamos la tela de las puntas.


 
5. A continuación colocamos la bolsa del derecho que colocamos las lazadas de cordón para los botones, yo he hecho dos a cada lado del dibujo pero si sitúas el dibujo más abajo podrás poner una en medio.


6. Luego colocamos los botones en su sitio (probar antes de coser para que coincida con el hueco de la lazada.

7. Y este es el resultado.


2 comentarios:

  1. qué graciosa te ha quedado, es muy original, yo me la imaginaba como las de mi época, con dos cuerdas en la parte de arriba que cierran la bolsa y te la podías colgar de la muñeca.....y de cuadros o rayas....¿por qué todas tenían las mismas telas?

    ResponderEliminar
  2. Por fin puedo publicar comentarios en mi blog. Por alguna razón no podía. La verdad es que la bolsa que le hizo mi madre a E* es como cuentas, con tela de cuadritos (eso sí de un color diferente para cada día de la semana) y rematada con un cordón para cerrarla. Creo que Internet y el marketing nos ha influido a todos y nos ha hecho buscar nuevas ideas antes de hacer las cosas como siempre.

    ResponderEliminar

Blogging tips