jueves, 26 de enero de 2012

Bolso de IKEA

Esta entrada es una mezcla de reciclaje, tutorial de cómo tunear una bolsa de tela, nuevas tendencias...
Las que la tengáis la habréis reconocido enseguida. Cuando en estas latitudes nadie (o casi nadie) llevaba una bolsa a la tienda para evitar el uso del plástico y su consiguiente contaminación, en IKEA se empezaron a vender estas bolsas de tela con un corazón. Y hablo de hace muchos años, y no vayáis a buscarla porque ya no la venden (al menos yo no las he visto, no he buscado en su web, si la encontráis contadme porque me encanta).

El caso es que, la tenía desde hace tiempo en la cesta de la costura con la idea de acortarle las asas, y ayer me decidí. Estaba en ello cuando se me ocurrió decorar el corazón con trozos de tela, tengo miles de pequeños trocitos por aquello de guardar porque te puede servir para algo...
Cuando los hube colocado se me ocurrió pasar un par de costuras en forma de corazón para no perder la idea del dibujo y coser un par de botones para darle vida.


La otra cara quería que conservara el dibujo original, por lo que me limité a coser varios botones que me enviaron de regalo en un pedido que hice a Japón de telas. Los botones quedaron genial y para rematar la creación se me ocurrió el ramillete de zanahorias que había visto en un blog para adornar la solapa de una chaqueta de niño.
Estoy deseando que llegue el próximo domingo para llevarla al Mercadillo del Agricultor y llenarla de verduritas, hierbas aromáticas y flores.


domingo, 22 de enero de 2012

Mi taller

Dentro de mis proyectos para el nuevo año tengo el de dedicar un rincón de mi casa a mi "taller". No es que ahora, en la práctica no tenga un lugar para trabajar pero, normalmente es robándole el sitio a otros tareas: pinto en la terraza en el granito de encima de la lavadora por aquello de que se limpia fácil y las cosas se secan mejor, hago crochet en el salón porque normalmente lo hago después de acostar al peque y me gusta descansar un poco en el sofá, copio los patrones y coso a la máquina (menos mal que es portatil) en el escritorio que comparto con mi marido y ahora con el peque, que empieza a tener tareas y para darle solemnidad al asunto le hemos dicho que puede usar la mesa de mayores.



Y aunque parezca empezar la casa por el techo, lo que si tengo ya para mi taller es una estantería. Se trata de la "casita" estantería que decoraba mi habitación cuando era niña. La he pintado (antes sólo llevaba un barniz), y le he forrado la parte trasera de cuatro de sus seis estantes (la técnica es la de las cajas, ver tutorial de Macarena).





Por ahora sigue en casa de mi madre, el día que salga de allí será para instalarse en mi taller, y haré una celebración. Mientras seguirán disfrutándola mis ratones y las hadas de la costura de mi madre (sus primeras muñecas, de las que esta super orgullosa y no es para menos).

domingo, 15 de enero de 2012

Camisetas personalizadas


Empiezan las clases otra vez y con ellas los cumples. A mi hijo le encantan, por mi parte echo de menos aquellas fiestas en casa, con primos y amigos, que celebraba en mi infancia, pero los tiempos cambian para bien o para mal (en este caso no lo tengo muy claro)...
El caso es que, lo normal en su cole (y entiendo que a su edad), es invitar a toda la clase, lo cuál en estas clases masificadas supone casi veinte cumpleaños en el curso. La idea es que solo asista al de los más amigos, pero quién le dice a ese angelito de 5 años que no va a disfrutar de una tarde con su clase en uno de esos "sitios de bolas"... al final vas a todos o casi todos.
Confirmada la asistencia, nos metemos en el momento "regalo". Desde las primeras fiestas a las que asistió, (básicamente este curso, porque en los anteriores E* le tenía terror a las ludotecas con piscina de bolas) tuve claro que nada de juguetes plasticosos. No llegué nunca a los extremos de un padre, que con el ánimo de no fomentar el consumismo en su hijo, quería que estos regalaran cosas hechas por ellos (mi hijo pinta fatal...hubiera sido una tortura para sus compañeros), pero si me gustaba que fueran cosas diferentes, y me decanté por los libros, eso sí libros recomendados en web de libros para niños. 
Pero esta Navidad he descubierto "las camisetas". Un amiga de mi madre se decidió a hacerlas para recaudar fondos para los viajes de fin de curso de sus hijos (es que ahora tenemos, fin de primaria, fin de la ESO y fin de bachillerato... menos mal que no hay fin de Infantil).



Le compré un par de ellas para regalar y me quedé con la idea, hasta esta semana que llegaron dos invitaciones para la semana que viene y me atreví con ellas. 


Las camisetas son personalizadas porque la muñeca lleva la inicial del nombre de la cumpleañosa. Repetí el modelo (aunque con otro estampado) porque para empezar es mejor no andar con experimentos, pero se me ocurren varias ideas...

Espero que Elena y Mónica sean felices con sus camisetas personalizadas.

martes, 3 de enero de 2012

Colección crochet

Esto de los ratones me ha llevado a pensar que de mis comiditas tengo dos colecciones una de tela, que es la inicial con manzanas, peras, fresas, calabazas, zanahorias... y otra de crochet. 
Tengo que hacer una recopilación de todos los elementos para mostrar ésta última colección pero os adelanto mis últimas creaciones: tomates, rábanos e higos (no es la temporada pero desde luego parecen deliciosos).








lunes, 2 de enero de 2012

Ratones II

Como ya había avisado aquí va la segunda entrega. En este caso no se trata de ratones de biblioteca ni de ratones de campo, son ratones de ciudad vestidos de colores alegres que a mí me recuerdan a los de "Cenicienta" de Disney.


  
Los he hecho con Miriam, mi profe, su versión un poco más peludita y de color marrón  la podeis ver en su blog. A Maite, mi compañera seguro que le han quedado muy bonitos también, nos lo hemos pasado genial haciéndolos.




Para la sesión de fotos, he decidido sacarlos a este jardín artificial a tomar el té, aunque creo que estaban más pendientes de la cámara que de merendar.




Blogging tips