martes, 26 de noviembre de 2013

DIY Paper Bags Advent Calendar

O empezamos ya con el calendario de Adviento o nos sale para Semana Santa. Ya sé que lo puedes comprar hasta en el Super pero para mí la gracia está en hacerlo.
En mi post del año pasado ya propuse algunas ideas, si aún así os hace falta alguna más en mi carpeta de Pinterest tenéis propuestas a cuál más original.

Este es el mío de este año, bueno aún esta en proyecto pero ya vereis que bien queda finalmente. He optado porque los regalitos vayan en bolsitas de papel.


Lo primero son los 24 sobres correspondientes. Pensaba reciclar un papel de pared que me había sobrado, por la textura es ideal, pero entonces recordé que en algún lugar vi como reciclaban bolsas de papel para envolver regalos y me pareció mejor idea.
Suelo guardar las bolsas de papel, sobre todo para recoger el papel para llevarlo al contenedor, pero hay algunas que hasta te da pena tirar. 

Vale cualquier tipo de bolsa, con estampados o sin ellos, yo prefiero las de papel craft (tipo Zara Home o IKEA) porque luego las puedes decorar como quieras, pero he de reconocer que hay decoradas preciosas, he optado por las de EurekaKids (últimamente hemos tenido muchos cumpleaños así que tenía varias) aunque me he fijado que las de WomenSecrets también tienen un estampado mono.


Lo primero es abrir la bolsa por uno de los laterales (aunque hay que ver el dibujo y es posible que te convenga por otro lugar). Una vez la tenemos abierta por la parte interior podemos marcar los cuadrados que van a formar nuestras bolsitas. 
Es importante tener en cuenta los dibujos y las letras, puedes dejar las letras para la parte de detrás de la bolsa o cubrirlas con washitape, además en la bolsa debe ir el número del día por lo cuál si nos queda una letra a la vista podemos cubrirla con el número, eso ya lo dejo a vuestra imaginación. 
Si aún así el tema de las letras o el estampado no te acaba de convencer puedes utilizar el interior de la bolsa que normalmente es liso. Por ejemplo yo usé una de Zara Home y corté de la parte superior (después de cortar las asas obviamente) dos bolsitas y de la parte inferior otras dos. Para las de la parte superior utilice el lado exterior del papel y para las de la parte inferior utilice el lado interior porque el exterior estaba un poco deteriorado.
Una vez tenemos los trozos de papel para las bolsas el siguiente paso es cerrarlas. Yo las cerré con un zig zag a máquina de coser, me pareció una forma rápida y segura y además le daba un aire más rústico, pero si no tenéis máquina de coser podéis utilizar cola blanca o cinta adhesiva.

Hechas las bolsas puedes optar por rellenarlas primero y luego decorarlas o al contrario, depende de qué tipo de decoración vayas a hacer. Yo voy a decorarlas primero, Las que ya tienen dibujo sólo llevarán el número porque no necesitan más decoración, a las lisas les pondré el número y alguna tira de washitape para darle gracia.


Los números los podéis imprimir de cualquier lugar de tipografía que encontréis o dibujarlos vosotros mismos. En mi caso irá el número y además escrito en inglés, le pedí a E* que me ayudara y de paso conseguí que practicara a escribirlo...
En el próximo post os enseño cómo los he decorado y colgado... mientras os dejo trabajar.


jueves, 21 de noviembre de 2013

Rinoceronte, taxidermia crochet

Y para continuar el zoo aquí esta el rinoceronte. 
Es el preferido de mi hijo, y viéndolo en la pared ahora no sé si me gusta más el marco rectangular o el ovalado.





domingo, 17 de noviembre de 2013

Renos, taxidermia crochet

Por fin os puedo enseñar la versión mejorada de éste primer intento que os mostré hace unos meses.
Probablemente la mejora no sea evidente pero para eso estoy yo, para explicarla.
Primer punto de mejora: los ojos, si os fijáis en estos tienen párpado, algo que no me atreví a poner en el primero.



Desde mi punto de vista ésto les da un punto más bovino que a la primera versión.
Segundo punto de mejora: el marco. Este bonito marco de IKEA tiene una ventaja pero también un inconveniente, la ventaja está en que resalta el colorido de la labor, esto es, del animalito. El inconveniente es que sobre una pared blanca o  de cualquier otro color claro no queda bien... o no tan bien.  


Tercer punto de mejora: la forma de la cara esta más lograda, ahora si tiene forma de cabeza de reno, el hocico sobresale del resto de la cabeza , las orejas se pueden situar mejor y los cuernos también.


El último punto de mejora, inapreciable para cualquiera, es que por fin he aprendido a poner los ojos de seguridad. Este punto para mí ha supuesto un antes y un después, porque un ojo de seguridad mal puesto acaba siendo de no seguridad y sobre todo si hablamos de objetos destinados a los niños. Me decidí a buscar en la web y si bien vi muchos comentarios en los que la gente se quejaba de no saber ponerlos (que alivio, aunque mal de muchos...) solo vi uno en el que se mostraba como hacerlo. El truco es usar una perforadora de ojetes, de esas que se venden en Leroy o en cualquier ferretería (que las tenga porque el mundo ferretero es muy variado...).  Así que si alguien necesita una clase practica que me avise.

martes, 5 de noviembre de 2013

Invitaciones de cumpleaños

Cuando yo era pequeña, el día que alguna compi cumplía años era genial porque antes de salir para casa nos repartía caramelos, y ya era la "monda" cuando lo que traía para repartir eran chupetes...  

Se que han pasado muchos años desde entonces (no voy a decir cuantos, por supuesto) pero las cosas no pueden cambiar tanto porque desaparecen todas las referencias y al final acabamos perdidos. Y esta vez no le podemos echar la culpa a la crisis...
Pues nada, este año, el cole de E* ha sacado una normativa por la cual no se pueden repartir alimentos a otros niños del colegio bajo ningún concepto. La causa de esta prohibición es porque el colegio quiere cumplir con una normativa de Calidad, además de evitar perjuicios en el caso de niños alérgicos.
El caso es que E* este año se puede olvidar de repartir "chuches", y aquí esta mamá a ver que inventa porque los niños que han cumplido antes ya han recurrido a diversos cachivaches.

Hasta que se me ocurra algo, he decidido centrarme en las invitaciones a la fiesta /merienda y aprovechando las ideas de Scrapbook que he ido recopilando en mi pinterest  me han salido estas, ¿a qué son monas?





Ya se que cualquier aficionado al scrapbooking me diría que le falta sofisticación, pero para hacer 35 invitaciones infantiles creo que es mejor optar por la sencillez.
Me lo he pasado genial combinando circulitos y pegándolos, pero llegar al punto divertido lleva unas fases previas.


Primero buscar los papeles estampados, los hay de todo tipo en diversas tiendas online y en tiendas de manualidades (recomiendo PEBA en La Laguna). Luego ver el diseño que vas a utilizar, obviamente puedes hacer todas iguales pero para mi primera incursión en este campo me hacía ilusión que cada tarjeta fuera diferente. 
Lo de los circulos me pareció ideal porque combinando tamaños y estampados se podía hacer de todo, pero las formas que se pueden recortar son infinitas (eso sí tienes que tener una infraestructura importante porque según lo que cortes y cómo aparte de la máquina básica necesitas complementos de corte).
Luego recodé que una amiga para algo parecido utilizó unos cuadraditos de un material que pegaba por ambas caras y que le podía dar relieve a lo que quisieras resaltar, y lo apliqué en los círculos más pequeños. 
Para añadir un toque craft más, se me ocurrió reciclar botones de esos que guardas no sabes para qué, mi madre me ayudó a pasarles un hilo para que quedaran más auténticos.
De verdad que me lo he pasado genial, el toque final lo dio E* escribiendo su nombre a mano en el interior. Para el texto de la invitación me bajé unas letras muy graciosas de aquí, las recomiendo si queréis algo original (además incluyen instrucciones de como instalarlas en tu ordenador).
Blogging tips