martes, 5 de noviembre de 2013

Invitaciones de cumpleaños

Cuando yo era pequeña, el día que alguna compi cumplía años era genial porque antes de salir para casa nos repartía caramelos, y ya era la "monda" cuando lo que traía para repartir eran chupetes...  

Se que han pasado muchos años desde entonces (no voy a decir cuantos, por supuesto) pero las cosas no pueden cambiar tanto porque desaparecen todas las referencias y al final acabamos perdidos. Y esta vez no le podemos echar la culpa a la crisis...
Pues nada, este año, el cole de E* ha sacado una normativa por la cual no se pueden repartir alimentos a otros niños del colegio bajo ningún concepto. La causa de esta prohibición es porque el colegio quiere cumplir con una normativa de Calidad, además de evitar perjuicios en el caso de niños alérgicos.
El caso es que E* este año se puede olvidar de repartir "chuches", y aquí esta mamá a ver que inventa porque los niños que han cumplido antes ya han recurrido a diversos cachivaches.

Hasta que se me ocurra algo, he decidido centrarme en las invitaciones a la fiesta /merienda y aprovechando las ideas de Scrapbook que he ido recopilando en mi pinterest  me han salido estas, ¿a qué son monas?





Ya se que cualquier aficionado al scrapbooking me diría que le falta sofisticación, pero para hacer 35 invitaciones infantiles creo que es mejor optar por la sencillez.
Me lo he pasado genial combinando circulitos y pegándolos, pero llegar al punto divertido lleva unas fases previas.


Primero buscar los papeles estampados, los hay de todo tipo en diversas tiendas online y en tiendas de manualidades (recomiendo PEBA en La Laguna). Luego ver el diseño que vas a utilizar, obviamente puedes hacer todas iguales pero para mi primera incursión en este campo me hacía ilusión que cada tarjeta fuera diferente. 
Lo de los circulos me pareció ideal porque combinando tamaños y estampados se podía hacer de todo, pero las formas que se pueden recortar son infinitas (eso sí tienes que tener una infraestructura importante porque según lo que cortes y cómo aparte de la máquina básica necesitas complementos de corte).
Luego recodé que una amiga para algo parecido utilizó unos cuadraditos de un material que pegaba por ambas caras y que le podía dar relieve a lo que quisieras resaltar, y lo apliqué en los círculos más pequeños. 
Para añadir un toque craft más, se me ocurrió reciclar botones de esos que guardas no sabes para qué, mi madre me ayudó a pasarles un hilo para que quedaran más auténticos.
De verdad que me lo he pasado genial, el toque final lo dio E* escribiendo su nombre a mano en el interior. Para el texto de la invitación me bajé unas letras muy graciosas de aquí, las recomiendo si queréis algo original (además incluyen instrucciones de como instalarlas en tu ordenador).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips