miércoles, 28 de diciembre de 2016

¿Arriesgamos en algo?

Todo es relativo, lo sé, pero a veces me parece que necesitamos tener todo tan atado que el riesgo (al menos en lo que esta en nuestras manos) se minimiza.
Hoy he quedado para comer y con dos horas de antelación he tenido que confirma si iba. No dejamos a la fortuna ni la oportunidad de descubrir un lugar nuevo paseando por las calles de nuestra ciudad. Tenemos seguros para todo, y cuando nos obligan a arriesgar en algo ponemos todos los matices para también tener controlado ese riesgo.
Sin embargo, el riesgo nos rodea, y no nos queda otro remedio que convivir con él. Esa sensación la he sentido con mayor nitidez desde que soy madre. Desde el momento en que te responsabilizas de la vida de otra persona ves riesgos que hasta hace poco te pasaban desapercibidos, o  que minimizabas cuando te afectaban a tí. Y creo que esa sensación se acrecienta a medida que cumples años, no sé si yo evolucionaré en el mismo sentido pero mi madre no hace más que hablarme de enfermedades, accidentes... y de lo que tengo que hacer para evitarlos, o sea para minimizar el riesgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogging tips